Buscar

Cargando...

Crea tu folioscopio


Un folioscopio o flipbook es una especie de librito compuesto por imágenes dibujadas o fotografiadas, que guardan una relación temporal entre sí cuando lo abres con rapidez desde el borde. Es un ejemplo sencillo y eficaz de mostrar a nuestros alumnos en qué se basa el cine.

Además, en
Primaria puede ayudar a los más pequeños a ordenar fotogramas en relación a una secuencia temporal prefijada o imaginada por ellos. En el área de Lengua o Idiomas, puede ser una
divertida oportunidad de construir una historia y recrearla en imágenes.

Para fabricar un folioscopio no se necesitan muchas herramientas: unas hojas (10 x 8 cm. o 15 x 10 cm. serían tamaños aconsejables) unos lápices o rotuladores, un perforador y cuerda o un clip enorme para fijar el taco.


Dibuja primero el último fotograma y ve quitando elementos en cada nuevo dibujo. De esta forma todos los fotogramas serán similares y no desentonarán al pasarlos. Quizá sea bueno dibujarlos primro con lápiz y una vez terminados, rotularlos a tu gusto.

El papel que utilices no debe ser muy fino. Elabora una portada y una contraportada con cartulina más gruesa. Queda más bonito y sirve para hacer más sólido tu folioscopio. No olvides dibujar tus fotogramas a la derecha. Al unir los folios desde la izquierda, parte del dibujo puede desaparecer.


Tu éxito va a depender de la idea que tengas. Realiza primero un boceto (storyboard) e imagina cómo quedaría el efecto del movimiento.


Si no te quieres complicar la vida dibujando tu historieta, también puedes elaborar un folioscopio a partir de un vídeo corto o fotografías realizadas en secuencia. Existen aplicaciones que te crean el folioscopio a partir de ese vídeo o de esos fotogramas. O tú mismo puedes imprimir las fotos y despues elaborar el montaje de la secuencia.

0 aportaciones:

Publicar un comentario en la entrada