Buscar

Thirteen en 10 escenas


1. Su madre le pide que le lea su poema escolar. Ella acepta y recita:


-
"Estaba lisiado, pero sólo lo estaba su cuerpo. No es nada fácil, es un asunto que cuesta explicar. Dejémoslo así -dice ella-, y cerrando el libro sagrado de las mentiras se cubre los ojos, negándose lo que cree que ha pasado." -Tracy mira a su madre, esperando su opinión.
- Vaya, es muy duro -confiesa su madre-, y asusta un poquito... Es precioso -se corrige y Tracy sonríe-. Lo comentaremos cuando vuelva, ¿vale?
- Vale.


2. Tracy se siente fatal. Unas compañeras de instituto le han criticado sus calcetines. "Vuelve a la guardería", le dicen. En su casa tira a un cesto los calcetines y los ositos de peluche que siempre dormían junto a ella. Entra en la habitación su madre.


- ¿Tienes hambre, nena? -le pregunta.
- Mamá, no soy tu nena.
- Vale -concluye su madre, observándola con seriedad. Se acerca a ella y le ayuda a tirar más muñecas sobre el cesto-. ¿Qué les pasa a esos calcetines?
- Nada.
- Entonces ¿qué hacen en la basura?
- Mamá, no pienso volver a ponérmelos. Necesito ropa nueva.
- ¿Por qué?
- Porque soy un adefesio. ¡Entérate!



Elipsis. Su madre la lleva a comprarse ropa nueva. Paga a la vendedora -al parecer la conoce de antes- con unas monedas y un par de pastillas.



3.
Tracy sigue a Evie en el patio del instituto.

- Bonita camiseta -le dice-. Me gusta tu cinturón.

Evie se gira hacia Tracy y la radiografía con su mirada. Los zapatos, las pulseras, la camiseta. Tracy hace otro tanto. La brillantina en los ojos de Evie, su color de labios, su colgante, su piercing en el ombligo, sus pulseras
.


- Llámame a la salida. Iremos a comprar a Melrose -sonríe complaciente Evie.
- Vale.

Tracy intenta como puede ocultar su entusiasmo ante la oferta de Evie. Toma una libreta de su bolsillo y le pide a Evie su número. Evie se lo apunta, sonríe y se va. Tracy no deja de mirar cómo se aleja de ella, con su pose estupenda y segura de sí. Salta de alegría por haber llamado su atención.


Cuando llega a casa lo primero que hace es llamarla. Su hermano le pide que limpie la cocina. Ella le mira sin interés y enciende un cigarrillo. Su primer cigarrillo. Está nerviosa.

Se monta en un autobús en dirección a Melrose. Mira los carteles publicitarios con sus cuerpos perfectos y alegres. Se baja del autobús. Un cartel junto a la parada reza "La belleza es verdad".



4. Tracy llega colocada a su casa. El novio de su madre está allí. Mel entra en la habitación con su hija.

- Mel, es una adolescente. Venga, cielo -disculpa el novio de Mel a Tracy.


La madre, seria, se acerca a la habitación de su hija.

- ¿Quieres que te castigue? Sabes que no puedes salir si es de noche.
- Mamá, ¿es que no puedo tener intimidad?

- ¿Qué? ¿Ya no me dejar verte desnuda?

- No, ya no.
- Pues cuando él se vaya hablaremos.

- Si se va.


Entonces Tracy recuerda los malos momentos con su padre.



5.
Evie en casa de Tracy. En la cocina también están su madre y una clienta.


- ¿Sabes que tomando diez vasos de agua fría al día quemas trescientas calorías? -informa Evie.
- ¡Qué interesante! -dice la madre de Tracy.


Tracy se acerca muy enfadada a su madre, después de mirar la colada.

- Mamá, ¡a la tercera te la cargas! ¡Cuántas veces admitirás que te trate como a un gusano!... Mamá, ¡qué narices hace ahí su ropa! Nos lo prometiste a Mason y a mí.
- Nunca lo prometí.
- Sí que lo hiciste -dice enfadada Tracy. Mientras, Evie escucha toda la conversación en silencio.


La madre elude las críticas de su hija y se va a arreglarle el pelo a la clienta que tiene en casa. Tracy está indignada y se siente impotente.

- Joder, ¡qué putada! -exclama. Evie sonríe sin preocupación.




6. Tracy y Evie en la cama. Llama a la ventana Kiki, un amigo de Evie. Evie se va con él. Tracy se siente sola y abandonada. Un padre inexistente, una madre con la que ya no sabe comunicarse y una amiga que la utiliza.


Se levanta y va al lavabo. Coge una pequeñas tijeras. Desnuda su brazo. Su muñeca muestra las heridas de otros intentos. Tracy se hace un nuevo corte. Se limpia la sangre con un paño y se tumba en el suelo. Fundido en negro. Vemos a Tracy dormida en su cama y a Evie regresar por la ventana. Descubre las heridas de Tracy y le susurra al oído:

- Te quiero, Tracy -y le besa la mejilla.

A la mañana siguiente Tracy sigue sintiéndose sola, no quiere comer (dice estar a dieta). Evie cuenta historias a la familia en la cocina.



7. Su hermano la ha descubierto colocada una noche. Al regresar a casa se pelea con su hermano, que quiere desvelar a su madre el secreto. La madre intenta separarlos.


- No me toques, no me toques el pelo -empuja Tracy a su madre.
- ¿Has comido algo en todo el día? -pregunta la madre.

- Mamá, deja de rallarme con la comida.

- A la mierda, ¿quieres que no te cocine nunca más? Perfecto, pues no comas lo que hago.

- Vale. De todos modos odio tu asquerosa comida blanca.

- Genial, así podré ahorrarme doce cortes de pelo al día para pagar toda esta mierda. ¿Crees que estoy aquí por gusto?



8.
Aparece el padre biológico de Tracy. Pretende hablar con su hija.

- Verás, no puedo llevarte conmigo este fin de semana.
- Sabía que no podrías.
- Tracy, mira nena, tienes que darme un poco de tiempo. Estoy intentando darle caña a mi nuevo trabajo. Pretendo daros más dinero a ti y a mamá.


Tracy le mira con escepticismo. Suena el móvil del padre. Lo desconecta.


- ¿Cual es el problema? ¿Qué te ocurre? ¿Puedo ayudarte? Tracy, dime algo.
- Ni siquiera recuerdo lo último que hicimos juntos -suena el vibrador del móvil del padre- Contesta ya al móvil de los cojones.
- Oye, podría ser una urgencia -se excusa el padre-. Deja que conteste. Sí, no, no puedo, ahora estoy con un cliente...
- Me ha alegrado tu charla -afirma su hija.
- Cielo, no me iré a ninguna parte. De acuerdo. A la mierda el trabajo. Le llamaré ahora mismo para decirle que no iré...
- Papá, tú ve, de acuerdo. En serio, necesitas el trabajo.
- Sí, amor, necesito el trabajo -dice el padre.


Se va. Su hijo le pide ayuda para su hermana.

- Necesita ayuda, papá -le confiesa su hijo sobre Tracy.
- Está bien. A ver... ¿Cual es el problema? ¿Alguien puede explicarme, por favor, cuál es el problema? Sin rodeos.


El hijo mira aburrido a su padre y se va.


9.
Tracy descubre al ir a clase que el trabajo de ciencias debía haberlo entregado ese día. Se acerca a sus antiguas amigas fingiendo indignación:


- Un momento, ¿se entregaba hoy? Tías, podíais haberme llamado para recordarme que se entregaba hoy.
- Te dejamos un montón de mensajes.
- Sin mencionar la nota en tui taquilla.
- Nos han desconectado el teléfono, porque hemos tenido problemas familiares -se excusa Tracy mintiendo al profesor-. Mi abuela ha fallecido.
- Ve a hablar con la tutora, Tracy. Hablará con tu madre -ordena el profesor.


Tracy, frente al espejo de los lavabos del instituto, se mira fijamente.


10.
La madre echa de su casa a Evie y a su madre adoptiva. Tracy descubre las mentiras de Evie a su hija. Mel intenta acercarse a Tracy, pero ésta la rechaza llorando.

- No me quieres -se queja llorando Tracy-, no me quieres. -Mel se abraza fuertemente a su hija.
- Quiero a tu padre más presente en tu vida... Quiero que estés conmigo. Eres mi vida. Verás cómo se arregla, ya lo verás.

- Nunca podrá arreglarse. Suéltame. No, suelta. Mamá, por favor, no me abraces. No, basta. Mamá, no.


Mel desnuda el brazo herido de su hija y lo besa. Lloran juntas.
Lleva a Tracy a la cama y se acuestan juntas. Le tapa el brazo y acaricia su mano. Se duermen.


Elipsis... Tracy
gira y gira en un columpio, viendo pasar lo que le rodea a gran velocidad. Pero sonríe, por fin puede gritar sin miedo.



Y tú, ¿qué escena añadirías? Anímate y comenta tus escenas preferidas.

0 aportaciones:

Publicar un comentario en la entrada